47 distribuciones GNU/Linux para tu escritorio, tu viejo ordenador, tus hobbies o tu Raspberry Pi

 

El mundo de las distribuciones GNU/Linux es un mundo lleno de sistemas operativos de código abierto y en su mayoría gratuitos, todos ellos partiendo de la base de un mismo núcleo. Si estás pensando en darle una oportunidad a alguno de ellos, aquí tienes 47 distribuciones GNU/Linux para que encuentres la que más se adapta a lo que estás buscando.

Empezaremos con las mejores y más sencillas para iniciarse y dar los primeros pasos en GNU/Linux, y después continuaremos con algunas un poco más avanzadas. Una vez cubiertas estas dos, te hablaremos de las mejores para cuidar de tu privacidad, cultivar tus aficiones e incluso para sacarle el máximo provecho a una Raspberry Pi. Vamos a centrarnos en el escritorio, por lo que quedará fuera el sistema operativo más popular basada en el núcleo de Linux: el de Android

Para iniciarse en GNU/Linux

  • Debian: Debian es una de las distribuciones más importantes del ecosistema Linux, que destaca por su estabilidad. Tanto es así que hay muchas otras distros como Ubuntu que están basadas en ella. Destaca por su sistema de paquetería .deb y su gestión de paquetes APT.
  • Ubuntu: Desde hace años es una de las grandes referencias destinadas a los usuarios primerizos. Está basada en Debian, y busca la simplicidad por encima de todo. Tras años de polémicas, Canonical ha decidido volver a utilizar una interfaz basada en Gnome en sus últimas versiones, pero mantiene su característica barra lateral y su facilidad para que cualquiera pueda utilizarla sin mayores problemas.
  • Linux Mint: Basada en Debian y Ubuntu, es otra de las distribuciones más conocidas y recomendadas para usuarios primerizos. Su entorno de escritorio Cinnamon tiene similitudes en común con Windows como el diseño de su menú de inicio, por lo que puede resultar incluso más fácil todavía adaptarse a ellas.
  • Elementary OS: De todas las distribuciones basadas en Ubuntu, esta una de las más centradas en el aspecto visual, el cuál recuerda irremediablemente a macOS. Se trata de una distro que va recibiendo actualizaciones con calma y sin prisa, buscando la mayor estabilidad posible, y que incluye su propia tienda de aplicaciones para controlar su seguridad.
  • Zorin OS: Otra distribución basada en Ubuntu que busca atraer a los usuarios que quieran migrar desde Windows gracias a una interfaz familiar y la situación de su menú de inicio. Tiene dos versiones, una gratuita con lo esencial, y otra mejor equipada con software cuya licencia cuesta 14 euros.
  • Mageia: Nacida como un fork de la desaparecida Mandriva Linux, se trata de una distribución estable, sencilla y compatible con los paquetes RPM de Red Hat, y que además asegura que no tienen detrás de su desarrollo a ninguna gran empresa.
  • Antergos: Posiblemente la distribución española más conocida del mundo, que está basada en Arch y busca sobre todo ofrecer un entorno de escritorio sencillo y atractivo. Salvando las diferencias, podría verse como una mezcla entre las filosofías de elementary OS y Manjaro.
  • Solus OS: Una distribución destinada a sacar el máximo rendimiento de los ordenadores modernos con su entorno de escritorio Budgie, aunque también tiene una versión para equipos más modestos. Esta distro busca ofrecer un diseño moderno y atractivo por encima de todo.
  • MX Linux: Una distribución creada de forma cooperativa entre las comnunidades de antiX y la antigua MEPIS. Es una distro basada en Debian, y destinada a intentar ofrecer la máxima estabilidad manteniendo lo más que se puede la sencillez y facilidad de uso.
  • Peppermint OS: Distribución basada en Lubuntu, un derivado de Ubuntu, con el entorno de escritorio LXDE. Se caracteriza sobre todo por estar orientada a la web, y preparada para utilizar webapps como si fueran aplicaciones nativas, algo muy parecido a lo que podemos ver en proyectos como Chrome OS.
  • Deepin: Otra distro que se centra sobre todo en el diseño. Está basada en Debian, tiene su propio entorno de escritorio basado en QT5 y tiene varias herramientas propias nativas.

Para usuarios más avanzados

  • Red Hat Enterprise Linux: Se trata de una distribución comercial de GNU/Linux desarrollada por Red Hat. Con más de 25 años de historia, es la muestra de que se pueden generar millones de dólares en beneficios con Linux, ofreciendo un sistema operativo de pago que destaca en estabilidad y flexibilidad.
  • Arch Linux: Otro de los grandes pesos pesados del mundo de las distribuciones GNU/Linux. Se trata de una distro modular en la que debes empezar instalando desde cero todos los componentes que quieras añadirle, lo que la convierte en una alternativa especialmente centrada en los usuarios más avanzados. Es una rolling release, por lo que en vez de diferentes versiones todos sus componentes se van actualizando sobre la marcha.
  • openSUSE: Otra popular y clásica distribución que está disponible en dos sabores. Por un lado tienes la versión Tumbleweed, una rolling release que se va actualizando continuamente sobre sí misma destinada para desarrolladores, y por el otro lado la versión Leap en la que se hacen lanzamientos de diferentes versiones bastante más estables para los usuarios de a pie.
  • Gentoo: Otra veterana distro con más de una década a sus espaldas, y destinada sobre todo a los usuarios más avanzados. Esta distribución se centra en la potencia de uso y en la personalización máxima, y a cambio puede resultar extremadamente complicada de usar.
  • CentOS: Se trata de una distribución derivada del código de Red Hat Enterprise Linux (RHEL), sólo que está mantenida por la comunidad y es totalmente gratuita. De hecho, en su cúpula directiva hay personal de Red Hat después de que ambas distros unieran fuerzas hace unos años.
  • Manjaro: Como Arch Linux es una distro para usuarios avanzados, Manjaro es un intento de hacerla más próxima al usuario. Se trata de una distro basada en Arch Linux que ya está montada y con sus principales componentes preinstalados, por lo que sin llegar a ser tan sencilla como Ubuntu sí que es más fácil de utilizar que su distro matriz.
  • Sabayon: Y si Arch Linux tiene a Manjaro o Antergos, Gentoo tiene a Sabayon como una versión "lista para trabajar", y destinada a ofrecer su potencia en un entorno más amigable y sencillo para los usuarios de a pie.
  • Fedora: Distribución gratuita creada y mantenida por la empresa Red Hat que utiliza el sistema de paquetería RPM (Red Hat Package Manager). No es tan estable como su hermana mayor, pero Fedora es una buena alternativa gratuita para los usuarios de a pie.

Para cuidar la privacidad

  • Tails: Una distribución recomendada por el propio Edward Snowden y basada en Debian. Es pequeña y ligera, de manera que puedes ejecutarla incluso desde un USB o DVD en cualquier ordenador, y se conecta a internet a través de la red TOR utilizando su navegador para no dejar rastro.
  • Kali Linux: Basada en Debian y con un kernel personalizado con parches de seguridad y soporte para arquitectura ARM, Kali Linux es una distro fundada para la auditoría y seguridad informática en general. Y con auditoría y seguridad se refieren a que también tiene una gran colección de herramientas de ataque y defensa.
  • BlackArch Linux: El lado oscuro de Arch Linux, una distro nacida como expansión de Arch pero que ha evolucionado para convertirse en herramienta de "auditoría y test de penetración. Por eso mismo, ofrece una impresionante cantidad de herramientas de hacking.
  • ArchStrike: Anteriormente conocida como Arch Assault, es otra distribución basada en Arch Linux dirigida al mundo del hacking y los tests de seguridad.

Para ordenadores viejos o poco potentes

  • Puppy Linux: Una distribución diseñada para funcionar rápido en ordenadores con pocos recursos. Ocupa sólo 100 MB, lo que te permite llevarla casi en cualquier CD o USB y cargarla directamente desde ahí, un proceso que apenas lleva 30 o 40 segundos.
  • Lubuntu: Se trata de una versión de Ubuntu que ha sido adaptada para ser más ligera y poder utilizarse en equipos con apenas 128 MB de RAM y procesadores antiguos. Utilizar el sistema de escritorio LXDE y el gestor de ventanas Openbox.
  • Damn Small Linux: Endiabladamente pequeña, es una distribución que ocupa apenas 50 MB con 128 MB de RAM para correr sin problemas. Eso le permite poder utilizarse en los equipos más antiguos, como los Pentium de primera generación o incluso los i486.
  • SliTaz: SliTaz GNU/Linux es un sistema operativo gratuito que funciona directamente en la memoria del ordenador, a partir de dispositivos extraíbles como CDs o unidades USB, aunque también es instalable. Está diseñada para correr en un hardware con 128 MB de memoria RAM, lo que lo convierte en una opción idónea para equipos poco potentes.
  • LXLE: Basada en las versiones LTS más estables de Lubuntu, es una distro que basa su ligereza en el procesado de inicio y el entorno de escritorio LXDE. Ofrece varios perfiles que amoldarán la distro para que se parezca a Windows XP, Vista, y 7 Starter/Basic.
  • Bodhi Linux: Se trata de una distribución que aplica la filosofía de ofrecer una base mínima sobre la que los usuarios puedan ir montando su sistema operativo instalando las aplicaciones que quieran. Está basado en Ubuntu, y usa el gestor de ventanas Moksha, su propio gestor basado en Enlightenment 17. Sólo necesita un procesador de 500 mhz 5 GB de disco duro y 256 GB de RAM para funcionar.
  • Q4OS: Una distribución que prácticamente clona el aspecto de Windows 7 y versiones anteriores para que los usuarios no tengan problemas de adaptación. Dicen querer destacar por la estabilidad y el rendimiento, y por poder utilizarse tanto en ordenadores nuevos como en los viejos debido a sus pocos requerimientos de hardware.
  • Linux Lite: No sirve para ordenadores tan viejos como algunas alternativas de esta lista, pero este peso pluma puede ser utilizado en ordenadores de 1 Ghz y 768 MB de RAM. Basada en Ubuntu, combina un diseño cuidado con aplicaciones de sobra conocidas por los usuarios de Windows, como Skype, Steam, Kodi o Spotify.

Específicos para hobbies

  • Distro Astro: Una distro basada en Ubuntu con el entorno de escritorio MATE y una colección de aplicaciones presintaladas diseñadas para amantes de la astronomía. Lamentablemente, desde el lanzamiento de la versión 3.0 parece bastante abandonada.
  • Astronomy Linux 16.04: Podríamos considerarla como una especie de sucesora para Distro Astro. Basada en 16.04 LTS, Astronomy Linux es una distribuación diseñada para amantes de la astronomía, para los cuales incluye preinstaladas varias aplicaciones relacionadas con esta temática.
  • SteamOS: La distribución basada en Debian creada por Valve, los mismos responsables de la popular plataforma Steam. Su objetivo es el de ofrecer una alternativa de código abierto a Windows para jugar a tus juegos favoritos en el ordenador. Para ello, este sistema operativo es una especie de media center con el modo Big Picture de Steam.
  • Fedora Games Spin. Puede que SteamOS sea la distro dirigida al gaming más popular, pero esta alternativa se centra en los juegos nativos de GNU/Linux y preinstala SuperTuxKart, The Battle for Wesnoth o Freeciv entre muchos otros. Eso sí, ni Steam, ni Wine ni PlayOnLinux vienen preinstalados, o sea que lo tienes que hacer a mano.
  • Ubuntu Studio: Una variante de Ubuntu cargada con una colección de aplicaciones de código abierto para la creación multimedia, y dirigida a los entusiastas del audio, el vídeo y el diseño gráfico.
  • Scientific Linux: Se trata de un clon a nivel binario de la distribución Red Hat Enterprise Linux, y está desarrollada y mantenida por los laboratorios de Física CERN y Fermilab con el objetivo de tener un sistema operativo específico para la computación científica.
  • CEELD: Distro basada en OpenSUSE que usa el entorno KDE y está especialmente dirigida a los ingenieros electrónicos y a estudiantes de esta carrera, al permitirles diseñar o simular circuitos electrónicos. Sin embargo, tras el cierre de Suse Studio su desarrollo está detenido mientras el creador aprende kiwi.
  • OpenELEC: Pequeña distribución Linux creada desde cero para convertir un ordenador en un centro multimedia basado en Kodi. Ocupa apenas 150 megas de almacenamiento interno, y tiene soporte para un amplio surtido de tarjetas gráficas, aunque funciona también en equipos poco potentes.

Diseñados para tu Raspberry Pi

  • Raspbian: Es la distribución oficial de Raspberry Pi, basada en Debian y adaptada con todos los paquetes necesarios para que funcione todo sin problemas en el MicroPC.
  • Ubuntu "Snappy" Core: Ubuntu Core es la versión más pequeña y ligera desarrollada nunca de Ubuntu, mantenida por la propia Canonical y dirigida al mundo del IoT. Sin embargo, también puedes usarla en tu Raspberry.
  • Ubuntu MATE para Raspberry Pi 2 y 3. Se trata de una de las distribuciones derivadas de Ubuntu más populares, y que hace uso del entorno de escritorio MATE. Tiene una versión especialmente dirigida a las Raspberry, que se diferencia de Ubuntu CORE en que está basada en la versión completa de Ubuntu.
  • LibreELEC. Una distribución independiente, aunque derivada de OpenELEC para ofrecer un sistema operativo basado en el centro multimedia Kodi y diseñado especialmente para Raspberry Pi. Aun así, también soporta cualquier otro ordenador x86, siendo una buena alternativa para cualquier microPC.
  • OSMC: Una distribución basada en Debian y Raspbian que también busca convertir de forma sencilla tu Raspberry Pi en un centro multimedia. Lo hace, como LibreELEC, a través de la aplicación Kodi.
  • Pi MusicBox. La aplicación con la que convertir tu Raspberry en un centro multimedia destinado a la música. Tiene soporte para Spotify, Google Music, SoundCloud, Webradio, Podcasts y otros servicios en la nube, así como soporte para los dispositivos compatibles con DLNA y AirPlay.
  • RetroPie. Una distribución que une Raspbian con EmulationStation y RetroArch para convertir tu Pie en una videoconsola retro en la que puedes instalar decenas de emuladores para jugar a las ROMs de tus consolas favoritas.